Las casas de provincias se reunieron con el gobierno porteño